Consejo de Seguridad de la ONU, bajo la fórmula Arria, analizó crisis en Venezuela

Nov 13, 2017 3:58 pm

Publicado en: Destacados, Nacionales

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por solicitud de Estados Unidos e Italia realizaron este lunes una reunión privada en la que discuten sobre la actual situación de crisis política, económica y social de Venezuela.

Los representantes de los países miembros establecieron las razones por las que el Consejo de Seguridad debe tomar medidas sobre la situación venezolana.

En el encuentro tuvo una intervención el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro destacó el carácter delictual de las instituciones en Venezuela y solicitó que la situación no sea ignorada por la comunidad internacional.

El embajador de Japón ante el Consejo de Seguridad instó a que se respete la democracia en el país, e indicó la situación es realmente lamentable, por lo que abogó por la “restauración lo antes posible de la democracia”.

Precisó que Japón respaldará los esfuerzos en aras de la estabilidad en Venezuela.

Para darle inicio a la discusión, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, reclamó hoy en la ONU que la comunidad internacional actúe contra el Gobierno venezolano.

Almagro, en una reunión informal del Consejo de Seguridad, defendió que ningún país “puede ignorar lo que está sucediendo en Venezuela” ni ser “complaciente con la violación sistemática de los derechos humanos” por parte del Ejecutivo.

“No existe argumento político, jurídico o económico que justifique ir de la mano de los asesinos y de los torturadores”, subrayó.

El excanciller uruguayo, una voz muy crítica con el Gobierno venezolano, insistió en que “el régimen de Caracas presenta una amenaza constante para la prosperidad, la salud y la vida de los ciudadanos” y supone un “factor esencial de desestabilización social y política en la región”.

Por ello, consideró que el Consejo de Seguridad debe ocuparse de la crisis, a pesar de que varios de sus miembros se oponen por creer que la situación no supone una amenaza para la paz y la seguridad internacionales y, por tanto, no entra en su mandato.

Almagro, sin embargo, advirtió que “el silencio” o las “excusas metodológicas” en el ámbito internacional “son de las principales causas para que el régimen venezolano aún torture, asesine, persiga y tenga presos de conciencia”.

Por ello, argumentó que hay sólo dos opciones: “Que intereses políticos, ideológicos, económicos o personales nos hagan mirar para el costado o que cumplamos con nuestro deber, con nuestros valores, actuando en favor de la restitución de las libertades fundamentales en Venezuela”.

Almagro insistió en que “es hora de tomar las medidas necesarias” para superar la crisis en Venezuela, entre las que incluyó “sanciones cada vez más severas” contra el Gobierno y un embargo petrolero.

“La muerte, la pobreza y el sufrimiento son responsabilidad directa de este Gobierno, de su ineficiencia, de sus actividades criminales y de su corrupción”, recalcó.

La de Almagro fue la primera intervención en una reunión informal del Consejo de Seguridad de la ONU organizada por Estados Unidos, que el pasado mayo trató sin éxito de incluir la crisis venezolana en la agenda oficial de este órgano.

Por su parte, la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, señaló que Venezuela es cada vez más un “narcoestado violento” que supone una amenaza para la región y para todo el mundo.

Haley criticó que varios miembros del Consejo optasen por no participar en el encuentro e insistió en que la situación en Venezuela es “más que una tragedia humana”y “plantea una amenaza directa a la paz y seguridad internacional”.

Solicitada de manera conjunta por Estados Unidos e Italia, la reunión se llevará a cabo bajo la “Fórmula Arria” y no dará lugar a resultados específicos, como la aprobación de una resolución.

Venezuela rechaza reunión

Por su parte, el embajador de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas, Rafael Ramírez, denunció que el Gobierno de Estados Unidos pretende utilizar la plataforma del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para imponente su agenda intervencionista en el país.

Ramírez explicó que el Gobierno de EE. UU. convocó este lunes a una reunión los países miembros del Consejo de Seguridad para “desvirtuar la misión de esta instancia y agredir nuevamente a la patria bolivariana”.

Países como China, Rusia y Bolivia, que también forman parte del Consejo de Seguridad, repudiaron este plan y manifestaron su solidaridad con Venezuela, su independencia y su derecho a su autodeterminación.

Este formato permite una discusión informal entre los miembros del Consejo de Seguridad y a ella pueden asistir invitados, ya se trate de países, de organizaciones o de individuos, que se ven afectados por el tema que se aborda.

Esta fórmula fue creada cuando el venezolano Diego Arria presidía el Consejo de Seguridad, con la finalidad de evaluar la crisis de los Balcanes en 1992.

Be the first to comment on "Consejo de Seguridad de la ONU, bajo la fórmula Arria, analizó crisis en Venezuela"

Deja un comentario.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.